Salsa de tomates casera

DSC_3470

Nada más rico que las cosas hechas en casa, sin ingredientes extraños ni cosas que no aportan a nuestra salud. No les voy a decir que siempre hago yo las cosas desde cero, porque sería una mentira, vivimos en un mundo en el que siempre estamos apurados y hay que ir  dos pasos más adelante. Entonces cuando puedo, hago salsas de tomate, mermeladas, conservas, caldos…los guardo y así tengo para más adelante, porque como dice el dicho “el que guarda siempre tiene”.

Esta salsa de tomate les prometo que es por lejos la mejor que van a probar en sus vidas. Realmente deliciosa!!!….La pueden congelar en frascos de vidrios o bolsitas, para después usarla en unos ricos tallarines o una pizza casera. Aquí va la receta.


 

Rinde 1,5 lts. aprox.

Ingredientes:

  • 8 tomates pera
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana
  • 2 cucharaditas de orégano
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de azúcar

Preparación:

  1. Corta los tomates en cuartos, ponlos en una lata de horno, rocíalos con aceite de oliva, sal y pimienta. Llévalos al horno a 180°C por 30 min.
  2. Mientras tanto pica la cebolla en pluma. En una olla o sartén calienta un poco de aceite de oliva y saltea la cebolla junto con el orégano y la hoja de laurel, durante 10 min, o hasta que la cebolla esté blanda. Al terminar, retira la hoja de laurel.
  3. Saca los tomates del horno y ponlos en una juguera junto con la cebolla. Agrega el azúcar y licua hasta que quede sin grumos. Prueba y corrige la sal. Si la encuentras muy ácida, agrega un poco más de azúcar.
  4. Vierte en frascos de vidrio y congela.

Deja un comentario