Kuchen de Membrillo

DSC_1809

La semana pasada hubo fin de semana largo, pero nosotros nos tomamos toda la semana de vacaciones y nos fuimos al campo.

Cerca de Concepción, en un campo con muy poca señal de internetby teléfono, una casa antigüa, con cocina a leña y chimenea (me encanta!!), fue tan rico poder desconectarse y descansar! Los niños jugaban afuera recolectando flores e investigando los bichitos, mientras yo bordaba al frente de la chimenea. La verdad es que hace tan bien poder alejarse un poco de todo el ruido y ajetreo de la ciudad.

Cuando llegué allá, me regalaron un dulce de membrillo casero, delicioso! y al tiro se me vino a la mente este kuchen que hacían en mi casa cuando era chica. Para la masa usé la masa 123, se llama así porque la proporción azúcar:mantequilla: harina es 1:2:3, la pueden usar para muchas cosas! Y el relleno….pues ya verán lo sencillo y delicioso que es!!


 

Ingredientes:

Para la masa:

  • 50 grs. azúcar flor
  • 100 grs. mantequilla
  • 150 grs. harina sin polvos

Para el relleno:

  • 250 grs. dulce de membrillo
  • 200 cc crema
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar flor

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180°. Primero haz la masa. Para eso mezcla todos los ingredientes hasta que se unan como una masa. Puede hacerlo con los dedos o con una procesadora (si lo haces con la procesadora te recomiendo usar la mantequilla fría. Primero se formarán migas y luego con las manos amasa un poquito para que se unan). Estira la masa en un molde para kuchen.
  2. Corta el dulce de membrillo en lonjas delgadas y distribúyelas sobre la masa. Reservar.
  3. En un bol pequeño bate con una cuchara o tenedor el huevo, crema y azúcar flor hasta que se una todo. Vierte esta mezcla sobre el dulce de membrillo.
  4. Lleva al horno por 30 min o hasta que la masa esté dorada y la mezcla de crema amarilla. Deja enfriar antes de servir.

Deja un comentario