Risotto de Alcachofas y Jamón Serrano Crsipy

DSC_9007

Llevo 2 años viviendo en Australia y ya sólo me quedan seis meses más para volver a Chile, por lo que aprovechamos cada fin de semana y tiempo libre para pasear y conocer algunas cosas que nos quedan. Pero de vez en cuando, después de semanas muy intensas, preferimos quedarnos en la casa, descansar, ir al parque con los niños …. y es que pucha que hace bien descansar y poner un poco de pausa a todo el correr de los días!

El domingo pasado fue uno de esos días, me encanta ver que entre todos lo pasamos bien ayudando y preparando el almuerzo, para después disfrutar juntos… yo cocino el almuerzo, mi marido hace el aperitivo, los niños ponen la mesa… todos aportan en lo que pueden.

Este risotto es ideal para estos días (o para cualquier otro día en verdad)…no es difícil de hacer, la alcachofa y el jamón serrano combinan increíblemente y si le suman una copa de vino para acompañar… les prometo que queda perfecto para este fin de semana!!


 

Ingredientes:

  • 2 cebollines
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 tazas de arroz arborio
  • 1 litro de caldo de verduras hirviendo (mejor si es hecho en casa)
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 tarro o lata de fondos de alcachofa (puedes usar alcachofas frescas cocidas)
  • 4 lonjas de jamón serrano
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • sal y pimienta

Preparación:

  1. En una lata de horno con papel mantequilla pon las lonjas de jamón serrano y llévalos a 180°C por 15 – 20 o hasta que estén crujientes. Reserva.
  2. En una olla a fuego medio alto, derrita la mantequilla y saltea los cebollines picados finos hasta que estén transparentes.
  3. Agrega el arroz y saltea por unos 3 min.
  4. Agrega una taza de caldo y sin dejar de revolver espera a que se absorba. Repite este paso hasta acabar el caldo. Es importante que el caldo esté caliente para no bajar la temperatura, de lo contrario, el proceso demorará mucho más.
  5. Cuando vayas en la mitad del caldo, agrega las alcachofas.
  6. Al terminar todo el caldo, agrega el vino y revolviendo espera a que se absorba también.
  7. Retira del fuego y aliña con sal y pimienta a gusto. Agrega el queso parmesano y revuelve.
  8. Corta el jamón serrano en pedazos chicos mézclalos con el risotto. Sirve de inmediato.

Deja un comentario