Pasta de ají verde

pasta-aji-verde-3-enero-17

Este post está dedicado a mi papá. El ser mas increíble y especial de la tierra. Inteligente y culto, serio y cariñoso a la vez. Viajero incansable por este mundo, le tocó visitar como ingeniero y como parte de su trabajo los lugares más increíbles. Me acuerdo que cuando éramos chicos, los domingos, le gustaba entrar a la cocina y preparar pescados y mariscos. El primer ceviche de nuestras vidas lo preparó el para nosotros. En años donde la globalización y los viajes no era tema de tanta frecuencia, esas comidas no estaban dentro del repertorio habitual en Chile. De sus viajes nos traía regalos pero también experiencias para contar. Con el pasar de los años ya no cocinaba tanto obviamente, pero siempre me llamaba por teléfono y conversábamos de recetas e ingredientes.

Esta pasta de ají verde era una de sus especialidades veraniegas. Empezaba el tiempo del ají y nuestro refrigerador quedaba abastecido de esta simple, casi humilde,  pero deliciosa pastita, que podía ir sobre tomates con aroma a tomate como los de antaño en una marraqueta crujiente, en un “chacarero”, en los porotos granados, en tostadas o sobre tortillas. Estaba siempre en nuestra mesa… Son preciosos esos recuerdos!!

Se puede preparar en cantidad (para no sufrir con el picor del ají) y guardar en frascos cubriendo con una película de aceite de oliva. No puedo decir cuanto dura realmente porque en mi casa de infancia y juventud desaparecía con rapidez, pienso que de todas maneras una semana refrigerada puede durar.

Ingredientes:

  • 1/4 kg ají verde
  • 1 pqt de cebollines
  • 1/2 taza de cilantro lavado
  • sal , pimienta
  • 1/3 taza de aceite de oliva + aceite para cubrir los frascos que salgan.

Preparación:

  1. Lava, retira las venas y pepas del ají. Te recomiendo usar guantes. Córtalo en trozos
  2. Lava y corta los cebollines dejando algo de la parte verde
  3. En la juguera, coloca todos los ingredientes y muele hasta obtener una pasta consistente. Chequea la sal y corrige.
  4. Enfrasca y cubre con aceite de oliva.

 

Deja un comentario